experimentossenccillosquiorganicajpg.jpg

Identificar los compuestos orgánicos es posible, mediante una serie de experimentos de química orgánica sencillos. ¿Te gustaría escribir un mensaje invisible que nadie fuese capaz de leer? De esta manera sería un secreto que unos pocos podrían descifrar.

Ojos que no ven

Debes tomar simplemente una hoja en blanco, exprimir un limón o utilizar una taza de leche y con una vara de madera pequeña o palillo bien embebido en el jugo del cítrico o la leche, comienzas a escribir el mensaje sobre la hoja. Notarás que ni bien se seca, ya no es posible leer lo que has escrito. Finalmente, coloca un encendedor y con el fuego ilumina el papel por detrás.

Qué sucede

Ahora ya todos tus amigos pueden leer lo que has escrito. Procura que haya sido una reflexión positiva, de lo contrario te aconsejo destruir la evidencia. La explicación de estas letras misteriosas radica en el ácido cítrico del jugo, que al producirse la combustión con el fuego deja residuos de carbón, por lo cual las palabras quedaron al descubierto.

La gota que derramó el vaso

Otro de los experimentos de química orgánica sencillos que podemos realizar es el del cambio de estados de sólido a líquido. ¿Adivinarías qué sucede si colocas agua bien caliente sobre un vaso con hielo hasta el borde? Seguro tu respuesta es que se derretirá y derramará el líquido.  Anímate a hacer este simple experimento.

Toma un vaso, colócale un enorme cubo de hielo y vierte agua caliente (no hirviendo) sobre el hielo hasta llenar el vaso al borde sin derramarlo. Notarás que a medida que el hielo se derrite, el nivel del agua… ¡se mantiene igual! ¿Cómo es esto posible? Cuando los líquidos se solidifican aumentan su volumen e inversamente disminuye en estado líquido.