experimentos-de-quimica-faciles-y-rapidos.jpg

Si estabas buscando algunos experimentos de química fáciles y rápidos, entonces alégrate porque estás en donde tienes que estar. La química puede resultar extremadamente fascinante sobre todo cuando logramos llevarla a la práctica y observar sus procesos en la realidad.

Ya sea para enseñarle a tu hijo, utilizarlo con tus alumnos, o simplemente hacerlos en tu casa, estos experimentos de química son ideales. Veamos a continuación los ejemplos.

Nieve artificial

En este primer experimento, lo que haremos es generar poliacrilato de sodio, que se parece muchísimo a la nieve en ciertos aspectos. Si bien suena extraño para los que no lo conocen, el poliacrilato no es toxico ni mucho menos venenoso. Además, seguramente conoces esta sustancia aunque no con este nombre. Se trata del material utilizado en los pañales desechables para bebés.

¿Qué es lo que vamos a hacer? Colocaremos un poco de poliacrilato en un vaso, y en otro vaso similar vamos a poner agua común y corriente. Vertemos el agua sobre el poliacrilato, y veremos que en pocos segundos se formará la nieve. La hidratación del poliacrilato de sodio es ultra rápida, y hace que se vea como nieve artificial.

Arena que no se moja

Dentro de los experimentos de química fáciles y rápidos, este es muy divertido. Lo que haremos será colocar la arena en una asadera y “cocinarla” en el horno durante una hora. Luego, la dejaremos enfriar y una vez que pase un rato, la rociaremos muy bien con impermeabilizante. Finalmente, la echaremos sobre el agua y veremos que se mantiene totalmente solida sin mojarse.

¿Qué es lo que sucede? Le echamos impermeabilizante, que es una sustancia hidrofóbica. Que sea hidrofóbica significa que repele al agua, es por eso que al colocar la arena en el agua esta se mantiene intacta.